Orden Hospitalaria San Juan de Dios
  • La Orden Hospitalaria San Juan de Dios (Provincia de Aragón-San Rafael) es una organización de confesionalidad católica que trabaja para promocionar la salud y para ayudar a enfermos y necesitados. Sus obras no pretenden el beneficio económico y se basan en el principio de hospitalidad iniciado por su fundador, San Juan de Dios.

    Inició su actividad en el siglo XVI y hoy está presente en más de 50 países de los cinco continentes. Está formada por 1.200 Hermanos, más de 40.000 profesionales, 8.000 voluntarios y más de 300.000 benefactores-donantes. Entre todos, se hace posible poner al servicio de más de 20 millones de personas en todo el mundo, alrededor de 33.000 plazas, sanitarias y sociales.

    Desde Granada (España), lugar donde nació en 1537 a partir de la persona de Juan Ciudad, la Orden desarrolla y transmite un proyecto de asistencia que ha variado mucho en sus formas y expresiones, pero que mantiene como eje central la acogida y atención a personas enfermas y necesitadas en todo el mundo.

    La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios es una de las organizaciones internacionales de cooperación sin ánimo de lucro del mundo. Se trata de una institución que forma parte de la Iglesia y por lo tanto, diferente de las Organizaciones no Gubernamentales. Bajo el concepto de hospitalidad, se cuida la acogida, la promoción de la salud, el acompañamiento y el compromiso sobre las realidades más vulnerables de cada época y sociedad, desde un concepto amplio de universalidad y favoreciendo la profesionalidad.
    La realidad actual se visualiza a partir de Centros Asistenciales, Hospitales, Centros de Salud, Servicios Sociales y Comunidades de Religiosos. Se trata de centros plurales con un compromiso social compartido con otras muchas instituciones de carácter público, eclesiástica o privada con las que hay una afinidad en la motivación y una visión compartida
    . Más información: www.ohsjd.es/

     

 
Misión - Visión - Valores
  
  • Acoger y atender personas en situación de necesidad. Acompañarlas respetando su dignidad, cuidando y promoviendo su calidad de vida. 
  • Conseguir que personas en situación de sin hogar y personas con trastorno mental, necesitadas de apoyo social y en situación de exclusión social, se conviertan en autónomas.
  • Formar y sensibilizar a la sociedad en general y a los profesionales, con el objetivo de facilitar la inclusión social y la autonomía de las personas con objeto de atención. 
  • Hospitalidad: Calidad, respeto, responsabilidad, espiritualidad

            

 
Trayectoria
  
  • Uno de nuestros servicios, el Albergue de San Juan de Dios, es el servicio más antiguo para personas sin hogar de la ciudad de Barcelona: abrió puertas hace más de 30 años, el octubre de 1979. Desde entonces permanecen abiertas, y hemos prestado servicio ininterrumpido día y noche todos los días de todos estos años. 
  • Trabajamos en red con el Ayuntamiento de Barcelona desde aquel inicio, en que se accedía a las 78 camas del Albergue de San Juan de Dios desde una puerta de entrada única, la OPAS (Oficina Permanente de Atención Social). Hoy, esta puerta de acceso es el SIS (Servicio de Inclusión Social), también del Ayuntamiento.
  • Desde el principio, fuimos aprendiendo a trabajar por una situación menos cronificada de las personas, por las que estaban en fases tempranas de exclusión, o por aquellas, ya en situación de exclusión, pero que tenían más posibilidades de inclusión, es decir, personas en situación de sin hogar, en fase media o avanzada incluso. Eran estancias cortas y de media duración. La progresiva dureza de la situación para las personas en situación de sin hogar, hace que la media actual de estancia esté alrededor de los 60 días.
  • A principios de los años 90, el Albergue pasó de 78 a las 50 plazas actuales. También, y ya como San Juan de Dios, Servicios Sociales, se fueron creando recursos, ampliando programas asistenciales y proyectos, fruto de la adecuación a nuevas realidades de pobreza y exclusión social.
  • La incorporación del conocimiento generado por las ciencias sociales, las nuevas metodologías de trabajo y los cambios sociales que han generado nuevas y más duras formas de expresión de la pobreza y la exclusión social, nos han traído a ampliar nuestra cartera de servicios. Así, hoy en día ofrecemos:
    - Un itinerario residencial y de seguimiento social que empieza en el Albergue y que puede continuar en pisos de inclusión con diferentes niveles de acompañamiento hasta la plena autonomía de la persona.
    - Acompañamiento y seguimiento de la inserción laboral y residencial mediante la tramitación del PIRMI.
    - Programas complementarios de apoyo en la búsqueda laboral y el trabajo en las vertientes emocional y social de la persona.
    - Las vertientes social y emocional, se trabajan también mediante actividades lúdicas y de ocio y a través del acompañamiento de nuestro voluntariado.
    - Formación, tanto a jóvenes cómo para futuros profesionales.
    - Búsqueda en ámbitos de exclusión social y sin hogar.
    - Sensibilización, mediante actos dirigidos a la sociedad en general.