Nuestra filosofía de trabajo: principios de actuación
Entendemos que el hecho de no tener hogar es una situación en la que se puede encontrar cualquier persona, algunas con más riesgo que otras, por factores condicionantes como son la situación legal, la situación laboral, la disponibilidad de vivienda, el estado de salud, las relaciones sociales o las relaciones afectivas.
 
Hablamos de personas sin hogar acogiéndonos a la definición que hace FEANTSA (www.feantsa.org). Entendemos que las personas necesitamos algo más que un techo, entendido como un cobijo. Las personas necesitamos un hogar, es decir, un lugar privado y seguro que no nos puedan arrebatar, donde desarrollar con tranquilidad nuestra intimidad y vertientes afectivas, emocionales, de privacidad y autonomía, entre otras.
 
Queremos destacar que, por nosotros, estar sin hogar es una situación, una circunstancia que se ha presentado en la vida de la persona, pero que también puede desaparecer y, a menudo, desaparece. Una persona no “es” una persona sin hogar, sino que “está” sin hogar hasta que deja de estarlo. Por lo tanto, creemos que la situación de sin hogar corresponde a un momento determinado del proceso vital de las personas afectadas.
 

Por todos estos motivos, nuestros principios de actuación se orientan a partir de tres líneas generales:
  • Las personas en situación de sin hogar tienen que estar el mínimo tiempo necesario en centros residenciales, que ofrecen atención social y techo, para pasar, tan pronto como sea posible y adecuado en su momento de proceso, a un piso en el que pueda sentir que tiene un hogar. Esto, tiene que ser compatible con seguir recibiendo el acompañamiento social que la persona necesite y mientras lo necesite.
  • En nuestra relación de trabajo con la persona, nos guiamos por el hecho de que está en esta situación, pero que tiene que evolucionar hasta dejarla: la persona atendida es la principal actora y responsable de su proceso. Nosotros sólo ponemos a su alcance las herramientas, recursos y métodos disponibles desde la atención y las ciencias sociales. Trabajamos con el objetivo de que la persona atendida ande hacia una recuperación, tan completa como sea posible, y con el máximo nivel posible de autonomía personal.
  • La situación de sin hogar es un proceso flexible y con un itinerario determinado y diferente para cada persona. Nuestros servicios sociales procuran tener una cartera de servicios bastante amplia y orientada a poder dar respuesta a todas las necesidades posibles: tanto en el seguimiento de la inserción laboral y como acompañante en el tratamiento de problemas de salud. En la recuperación de la autonomía en el ámbito residencial disponemos de itinerarios que cubren todas las necesidades: desde un acompañamiento más intenso en nuestro centro residencial de media estancia (Albergue de San Juan de Dios), a partir del cual podemos dar continuidad a la evolución de la persona desde nuestra propia entidad, hasta un acompañamiento de menor intensidad mediante el programa de pisos, de media y larga estancia, previo a la recuperación absoluta de la autonomía personal, de bajo o muy bajo acompañamiento. 

 

 
Recursos humanos: profesional, voluntariado y comunitad de Hermanos
  

Nuestro equipo asistencial, está integrado por

  • Trabajadores y trabajadoras sociales, con la responsabilidad de ser referentes para cada persona atendida. Trabajamos a partir del Plan Individual de Trabajo, pactado entre cada persona atendida y su profesional de referencia, viéndose como mínimo una vez a la semana por medio de una entrevista.
  • Educador social, responsable del proyecto socio-educativo de la Institución, transversal en relación a todos los servicios de San Juan de Dios Servicios Sociales.
  • Servicio de enfermería, donde se efectúan curas básicas y la administración farmacéutica prescrita por el facultativo pertinente.Gestionada por los Hermanos de la Orden de San Juan de Dios , enfermeros titulados y presentes en ésta y otras muchas actividades carismáticas que llevan a cabo en el día a día del funcionamiento del Albergue de San Juan de Dios.
  • Personal cualificado , que trabaja de manera coordinada y en constante contacto y comunicación con los y las profesionales referentes de cada persona atendida.
  • Equipo de Voluntariado , formado por un equipo de hombres y mujeres de edades comprendidas entre 30 y 75 años. Su tarea es estar junto a la persona atendida, acompañarla y escucharla, siendo alguien a quien la persona atendida expresa sus necesidades, enriqueciendo sus redes sociales. Algunas de sus funciones son apoyar a los servicios de acompañamiento iniciales, ropa, consigna, sala de estar, sala de juegos, biblioteca, ordenadores, comedor, gestiones administrativas y / o en centros sanitarios, dinamización de actividades lúdicas y de ocio y apoyo en talleres.
 
Equipamientos i otros recursos
  
 
DISPONEMOS de TRES TIPOS de EQUIPAMIENTOS:
 
1. Albergue de San Juan de Dios: un centro residencial de inserción, donde las personas atendidas hacen estancias de corta-media duración con un acompañamiento y trabajo intensivo dirigido a la inclusión social. Concertado con el Ayuntamiento de Barcelona.
 
2. Pisos de inclusión social de media intensidad de acompañamiento: donde la persona se desarrolla con autonomía, muchos veces como paso previo a la plena autonomía. El acompañamiento y seguimiento y es, pero con una intensidad mucho más baja que al albergue.
 
3. Pisos de inclusión social de baja intensidad de acompañamiento: por casos de autonomía casi lograda, pero que por determinadas circunstancias, no pueden optar todavía a una vivienda normalizada. El seguimiento es periódico pero muy espaciado.
 
            
 
OTROS RECURSOS:
 
  • Servicio público de salud: En orden a ser eficientes y no duplicar redes ni servicios, somos cuidadosos en la utilización de las redes públicas disponibles de salud orgánica, mental, tratamiento de las adicciones, y otras.
  • Fundación Mambré: Fundación de la que formamos parte, y que apoyamos en la gestión funcional de algunos de las viviendas que utilizamos en nuestros proyectos de activación social
  • Trabajo conjunto con otras entidades e instituciones que trabajan con personas en situación de sin hogar, realizando actividades conjuntas por las personas atendidas, haciendo transferencia de conocimiento y aprovechamiento mutuo de sinergias
  • Apoyo por parte de otros centros y servicios de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios -Provincia de San Rafael-, como la Escuela Universitaria de Enfermería –Centro Docente-, Obra Social de San Juan de Dios y Curia Provincial. La activación de una línea de investigación que ya iniciamos hace unos años, así como el desarrollo de nuevos proyectos y el apoyo a los ya existentes, vinculados a nuestra propia Institución.